Recomendaciones para emprender en tu vuelta a España

Recomendaciones para emprender en tu vuelta a España

  1. Emprende en aquello que conoces. Distingue muy bien entre todas las actividades empresariales que tomes como referencia y elige aquellas en las que tu desempeño resulte diferencial o poseas mejores aptitudes. Va a hacer falta mucho de eso. Destina a segundas etapas aquello que requiera más investigación, formación y/o desarrollo. No podrás vender nada en un campo/sector en el que no cuentes con la mayor información y experiencia demostrable posible. Recuerda que tu CV va a ser el primer pilar de tu proyecto en el que mire todo tu entorno.
  2. Céntrate en la parte comercial. Es el motor de la empresa. El concepto comercial es el que medirá la supervivencia de tu proyecto. Al empezar necesitas sentar unas bases recurrentes que te permitan ganar consistencia futura. Y recuerda que toda buena idea sin clientes, no es una buena idea.
  3. Crea un mapa donde puedas posicionar tu proyecto, a los clientes objetivo junto con toda la competencia con la que deseas hacer convivir tu proyecto. Piensa que este ejercicio es el que te va a permitir tomar referencias comparables. Al principio agradecerás “no inventar nada” y entender ejemplos que centren tu estrategia de manera realista y pragmática. Si lo haces con un formato lo más BIG PICTURE posible podrás identificar opciones de incubación y/o colaboración que no identificabas antes. Al principio nada te debe empujar a descartar buenas posibilidades para las primeras etapas de tu proyecto, justo cuando es más débil. Después llegarán la innovación y la  investigación, pero debes partir desde base sólida.
  4. ¿Mejor sólo o acompañado? Si puedes lanzar tu proyecto en solitario, hazlo. Si tienes los contactos, conocimientos y recursos por ti solo, te animamos a emprender por ti mismo. En muchas ocasiones se emprende un proyecto con otros socios para compartir miedos y riesgos, no porque sea necesario. Sé valiente. Y si crees que es necesario emprender con otros compañeros de viaje, lee el punto 5.
  5. Rodéate de los socios adecuados, es decir, de aquellos que aporten lo que tú no tienes. Hazlo junto con una política de RRHH adecuada para organizarlo de manera efectiva. Una máxima muy útil es que detrás de los grandes proyectos siempre hay buenos equipos, independientemente de una mayor o menor valía de su promotor. Puedes hacer propuestas de contratación o propuestas de asociación, hacer crecer el capital cualificado de tu empresa es siempre una opción idónea para reforzar áreas críticas o claves.
  6. No tengas prisa en empezar. Si puedes permitírtelo, piensa que todo lo anterior no necesita tener la empresa creada. Una vez que esté creada, dedica tu tiempo a hacerla comercial y rentable.
  7. Existen las curvas de aprendizaje y los temidos imprevistos. Siempre. Si tu propuesta tiene grietas al principio que no tengas observadas y mitigadas en su medida, piensa que los dos términos anteriores las van a convertir en los verdaderos retos de tu proyecto.
  8. La práctica totalidad de los créditos financieros y las subvenciones que te propongas obtener van a exigir que la empresa sea rentable desde el inicio y tener cifras de ingreso y gasto dimensionadas a los montos de esas financiaciones. Ten precaución sopesando las opciones a la hora de dotar de liquidez a tu empresa. Cuenta con un  profesional que te asesore detrás de estas decisiones, que estructure tu plan de manera muy exhaustiva y así evitarás llegar a situaciones extremas.
  9. Por último, antes de poner el 100% de tu energía sé honesto contigo mismo. Hazte las siguientes preguntas, y si las respuestas no son positivas, no tengas prisa y sigue buscando y madurando la idea. No te precipites.
    • ¿Por qué tu negocio es atractivo para el mercado? No intuyas, básate en hechos. Busca ejemplos de ideas similares que han triunfado.
    • ¿Es viable a medio plazo? La mayoría de las empresas fracasan en los primeros años de vida. No pienses que todos esos empresarios cometieron errores que tú no cometerás.
    • Y la más importante, ¿es tu negocio rentable? Un negocio ha de tener un retorno económico. No confundas tu pasión, una idea brillante con un negocio que ha de obtener una rentabilidad económica. No es tan importante que lo sea inicialmente pero sí a medio plazo.

Busca información sobre temas que te interesen relacionados con tu retorno

Trámites administrativos | Empleo y formación | Familia | Documentación previa a la vuelta | Traslado | Acompañamiento psicológico | Administración pública | Sobre el Plan de Retorno