Residentes fiscales en España con rentas procedentes de Alemania

Residentes fiscales en España con rentas procedentes de Alemania

Una persona física se considera residente en España a efectos fiscales si permanece más de 183 días, durante el año natural, en territorio español. También se considerará Español fiscalmente, si el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos de forma directa o indirecta están en España o si residen habitualmente en España el cónyuge (no separado legalmente) y los hijos menores de edad que dependan de esta persona física.

Además de tributar sobre el IRPF, deberá de tributar por su RENTA MUNDIAL, es decir, deberá declarar en España, las rentas que obtenga en cualquier parte del mundo.

Convenio para evitar la doble imposición entre Alemania y España

De acuerdo con el Convenio Hispano-Alemán aplicable desde 2013, la tributación para los residentes fiscales en España de las rentas de fuente alemana más comúnmente obtenidas sería:

  • Pensiones, entendidas como una remuneración por un empleo realizado con anterioridad. Pueden ser: públicas o privadas.
    • Pensión pública, por haber prestado tus servicios a un Estado u organismo público. Este tipo de pensiones en general sólo tributaría en Alemania, a excepción de que el ciudadano tuviera nacionalidad española entonces tributarían en España.
    • Pensión privada, por haber prestado tus servicios a una empresa del sector privado. Como norma general, tributaría en España.
  • Rentas derivadas de inmuebles. Estas podrán someterse a imposición tanto en España como en Alemania.  El contribuyente residente tendría derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.
  • Ganancias patrimoniales:
    • Ganancias obtenidas por la enajenación de bienes inmuebles situados en Alemania, pueden someterse a tributación tanto en España como en Alemania. El contribuyente tiene derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.
    • Ganancias derivadas de la enajenación de acciones o participaciones pueden someterse a tributación tanto en España como en Alemania. El contribuyente tiene derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.  
    • Ganancias derivadas de la enajenación de dicho establecimiento permanente (solo o con el conjunto de la empresa), pueden someterse a imposición tanto en España como en Alemania. El contribuyente tiene derecho a aplicar en España en el IRPF la deducción por doble imposición internacional.

Obligación de información sobre bienes en Alemania

Las personas residentes en España deberán informar a la Administración tributaria española sobre:

  • Cuentas bancarias situadas en Alemania.
  • Valores, seguros y rentas depositados en Alemania.
  • Bienes inmuebles en Alemania.

Se deberá presentar el modelo 720, entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente a aquel al que se refiera la información a proporcionar, siempre y cuando los bienes superen la cantidad de 50.000€. Además en los años consecutivos deberá de seguirse informando sobre la adquisición de este bien, cuando el valor experimente un incremento superior a 20.000€ respecto a la última declaración.

 

Busca información sobre temas que te interesen relacionados con tu retorno

Trámites administrativos | Empleo y formación | Familia | Documentación previa a la vuelta | Traslado | Acompañamiento psicológico | Administración pública | Sobre el Plan de Retorno